nunca obligues a tu hijo a comer

Nunca, nunca, nunca obligues a tu hijo a comer.

Desde que nace nuestro hijo estamos muy pendientes de si gana peso, si se queda con hambre, si crece lo “normal” (los dichosos percentiles).   Hoy en día sigue muy arraigada la falsa creencia de que si no insistimos en que nuestro hijo coma, no comerá lo suficiente. ¿Qué sabrá un niño pequeño o un bebé Leer más

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter