¿Como salvar la relación? Terapia de pareja como último recurso.

Las razones por las cuales las parejas acuden a terapia de pareja son bastante comunes:  

  • falta de compresión   
  • falta de comunicación  
  • frustraciones y ofensas mutuas  
  • falta de deseo

El desgaste de la relación puede pasar desapercibida en muchas ocasiones. Puedes despertarte un día y preguntarte cuando tu relación se ha convertido en lo que es hoy en día.  Algo no  tan bonito como hace tiempo. Discusiones, broncas, mal humor y mala gana.   Es cuando empiezas a buscar la  razón o el momento de cuando todo cambió. Si lleváis mucho tiempo juntos es complicado encontrar el momento exacto (siempre y cuando no sea infidelidad, etc.). Normalmente el comienzo del fin pasa desapercibido. Todo empieza por una pequeña cosa que va creciendo como si fuera una bola de nieve, hasta que llega un día que no puedes seguir más así.  

Inevitablemente recuerdas los momentos más felices de la relación (el noviazgo). Todo era mariposas en el estómago, citas románticas, emoción y alegría. Ahora no. Ahora es la costumbre, rutina diaria, obligaciones, cansancio.  Hijos, trabajo, hipoteca, problemas familiares, falta del tiempo y falta de sueño.  

La llegada del primer bebé casi siempre provoca crisis en la pareja. Es un cambio muy significativo.

 

Entendemos perfectamente que la relación es un trabajo diario. Hay que mantener “la llama viva” y buscar el momento para estar a solas.  Pero entre tantos deberes y quehaceres diarios apenas nos da tiempo a sentarnos en el sofá 10 minutos tranquilamente.  Los que  tenéis  niños me  entenderéis  perfectamente.

El caos diario no deja ver con claridad el problema.   

¿Por qué funciona la terapia de pareja?  

Principalmente  porque  la consulta  es  un espacio libre de  juicios  y cada uno puede expresar lo que siente realmente. Porque no siempre somos sinceros con nuestra pareja. A veces por el temor de que no nos  comprendan, o por el temor de agravar la  situación  siendo sinceros.  

Ayuda mucho que una persona neutra nos  dé  un  feed back objetivo de la relación.  No es lo mismo que tu vecina te diga lo que le parece tu relación de pareja, a que una persona formada durante años como psicólogo te ayude a mirar con otros ojos a la situación. En la mayoría de los casos la visita al psicólogo es el último paso antes de la separación. Es el último recurso para arreglar la relación.

Cuando ves que por mucho que hables con tu pareja seguís sin entenderos, que estáis dando palos de ciego y por mucho que os esforzais todo sigue igual, id al psicólogo. 

¿Por que fracasa la terapia de pareja? 

La terapia no funciona cuando uno no quiere ir a la terapia, porque realmente no quiere seguir con la relación. No se puede obligar a alguien que te quiera. 

También puede pasar que al escuchar la «cruda realidad» la pareja decida abandonar la terapia. La sinceridad es necesaria, pero pocas veces es aceptada como es debida.  

No vamos a la terapia a escuchar los halagos solamente, también hay que enfrentarnos a la crítica constructiva. Vamos a la terapia para mejorar nuestra relación. Estamos en crisis y para superarlo hace falta “crecer emocionalmente”, cambiar nuestra forma de ser de algún modo. 

Como salir del círculo vicioso. 

Si no estamos bien con nuestra pareja hay dos posibles opciones: dejarla o seguir adelante. 

Dejar la relación es relativamente fácil.  

Seguir adelante significa superar la crisis. Y no es fácil. 

Detrás de cada discusión, cada bronca lo que se esconde es realmente un conflicto sin resolver.  

Guardamos reproches, callamos problemas hasta que la harmonia de la relación se convierte en una batalla campal diaría. Cuando finalmente el “y tú más” aparece entramos en barrena.

Entonces es cuando hay que reiniciar la relación. En bastantes ocasiones es aconsejable visitar al psicólogo.

Nos podemos enfadar muchísimo con el otro por razones poco significativas, como por ejemplo no haber fregado los platos. ¿Pero realmente son los platos sucios los que provocan una bronca? ¿O lo que  pensamos realmente es que no tenemos ayuda en casa?  

Lo que realmente necesita una pareja es estar unidos.  Compartir el mismo proyecto de vida, aunque no compartamos los mismos intereses. Todos somos diferentes, vemos cosas desde diferentes perspectivas. El mismo mensaje lo podemos captar de modos diferentes. 

La clave es la comunicación. ¡Ojo! Comunicación no es lo mismo que reprochar el uno al otro, o mostrar tu frustración continuamente. La comunicación funciona cuando hacemos el esfuerzo de entender al otro. Necesitamos apoyo mutuo para salir del bache. 

Hay que bajar el nivel de estrés en la medida de lo posible en la pareja. Intentar quitar tareas poco importantes, aplazarlas o delegarlas. Un robot de cocina, un lavavajillas o contratar ayuda doméstica puede salvar el matrimonio! En serio.   

Buscar tiempo para el ocio. Si tenéis niños pequeños tendremos que adaptarnos a las necesidades y gustos de los niños si queremos pasar tiempo de ocio en familia. Difícilmente un niño de 3 años lo pase en grande viendo una exposición de cuadros o va estar tranquilo en un concierto de música clásica. Habrá que ir todos al zoo, parque de bolas o a ver los patos nadar. 

Si realmente queremos estar con nuestra pareja, debemos dar un paso adelante para acercarnos a ella, dialogar, escuchar y sobretodo quererla mucho.

Si estáis juntos es por algo.  

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *